Ideas

Ventajas de las ventanas aislantes

Window profile

Las ventanas aislantes nos protegen del frío y otros elementos. Además de estar más cómodos en casa ahorraremos en calefacción, por lo que es una inversión muy a tener en cuenta, ya que podemos ahorrar hasta un 70% en la factura.

Materiales aislantes en las ventanas

Unas buenas ventanas son imprescindibles para una óptima climatización del hogar. De hecho si las ventanas no tienen la calidad suficiente el frío se colará en los huecos y no nos servirá de nada intentar subir la temperatura de la calefacción.  Además en verano también nos protegen del calor, por lo que ahorraremos en aire acondicionado.

Este tipo de ventanas se suelen fabricar en PVC, un material no conductor y que aísla de forma natural, por lo que se recomiendan especialmente para hacer cerramientos. El PVC, al carecer de puentes térmicos y aislar en todos los puntos de carpintería, siempre es más resistente y aislante que el aluminio, aunque éste sea de alta calidad.

Es importante además que el diseño de la ventana logre el mayor aislamiento, por lo que cuanto mayor número de cámaras tenga mejor aislará la vivienda.

Aspectos a tener en cuenta

Debemos valorar la hermeticidad, la calidad de los cristales y la resistencia, por lo que buscaremos ventanas aislantes de máxima calidad.

Otra ventaja de este tipo de ventanas es que nos protegen de la contaminación acústica. De hecho el PVC actúa como un amortiguador natural de las ondas sonoras y es por tanto un material perfecto para reducir el ruido exterior en una casa. También es importante el vidrio utilizado. En las casas donde entra ruido debemos decantarnos por vidrios laminados y por cámaras de aire que reducirán considerablemente la contaminación acústica.

Y un apunte interesante: las ventanas tienen la obligación de llevar el marcado CE con el objetivo de indicar sus valores de aislamiento, permeabilidad y resistencia.