Ideas

Ventajas y desventajas de un cabecero para almacenaje

Ventajas y desventajas de un cabecero para almacenaje

Los espacios tan reducidos que tiene los pisos de hoy día, hacen que la imaginación tenga que trabajar mucho para conseguir resultados tanto estéticos como funcionales. El problema de la insuficiencia de espacio para almacenaje es que la gente percibe, en la mayoría de los casos, una vez que se muda. Salvo algunos excepciones, las personas (sobretodo los más jóvenes) no piensan tanto en eso hasta que se encuentran con la dificultad. Las soluciones para el dormitorio son muchas y dos se pueden hacer en la cama aprovechando el espacio por debajo o el cabecero. Pero nada es tan simple, hay ventajas y desventajas.

Medir antes de comprar o fabricar

Cuando vamos a hacer nosotros mismos el cabecero, el primer punto es medir con exactitud. Tal vez nos quede un hermoso cabecero donde colocar de todo un poco, pero nada de espacio de circulación a los pies de la cama. Primer punto: medir muy bien y no generar un problema.

Estética y seguridad

La ventaja principal es la cantidad de espacio que se puede ahorrar, sobretodo si usamos en sentido vertical el espacio de modo de colocar varios estantes. En estos casos hay que ver que no sean muy pesados desde lo visual, por lo que el espacio entre ellos debe ser suficiente. No deben llenarse de cosas. Tener como cabecero una biblioteca además de antihigiénico (si o si los libros juntan polvo, por más empeño que pongamos) es antiestético.

Hay que tener la seguridad como primer punto. No puede ser que al movernos durmiendo nos caiga en plena cara una escultura muy bonita que nos regaló la tía Julia. Criterio, por favor.

Si respetamos todo eso, son ideales y hasta puede ser el mejor regalo para papá.