Herramientas y Materiales

Ventajas y desventajas del calentador a gas

En un post anterior veíamos las ventajas de calentar el agua para el hogar en un termo eléctrico. De las necesidades de cada uno se verá cual es el resultado entre ventajas y desventajas. Para una o dos personas es muy bueno, pero para una familia numerosa o con personas que gustan de tomar baños prolongados, no es el sistema ideal. Veamos que ocurre con el gas.

A diferencia del termo eléctrico, no se calienta agua que se acumula, sino que en la medida que se usa se va calentando. Esto hace que se pueda usar la cantidad que se nos ocurra. Pueden bañarse todos los que quieran, con la duración que quieran que siempre hay agua.

Una desventaja menor es que desde el que abrimos el grifo hasta que sale el agua caliente hay una pequeña demora, de unos pocos segundos. Una desventaja no tan menor es que el caudal de agua no puede ser muy bajo, algo que en el sistema eléctrico no importa. Otro problema es que puede variar un poco la temperatura durante el baño. En mi experiencia personal os cuento que eso es algo que se aprende con la experiencia. Luego de un tiempo uno sabe como hacer para que la temperatura este siempre agradable, por lo que no es un problema.

Una ventaja importante es el tema de costos. El gas es más barato que la electricidad, por lo que desde ese punto de vista no hay competencia.

Algo clave es el mantenimiento. El equipo tiene que ser revisado por un técnico una vez al año como mínimo.