Trucos

Ventanas siempre brillantes

new opened plastic glass window frame isolated

A todos nos gusta que los cristales de nuestra casa estén siempre limpios, a pesar de ser una de las zonas que más fácilmente se ensucian. A continuación os explicamos  cómo mantener las ventanas limpias y disfrutar de la luz natural.

Limpieza de marcos y cristales

Antes de limpiar los cristales debemos limpiar los marcos. Si son de madera los limpiaremos con un trapo humedecido en leche desnatada y agua fría. Si la madera es barnizada emplearemos té frío. Si los marcos son de aluminio utilizaremos agua caliente y detergente.

Respecto a los cristales lo más adecuado es utilizar un producto limpiacristales que encontraremos en las tiendas. También podemos usar una mezcla de agua tibia y amoniaco o con vinagre. Si queremos evitar que se nos queden rayas podemos utilizar un aparato que dispone por un lado de una escobilla de goma, que se pasa con el cristal mojado, y por el otro una esponja suave. Tampoco debemos limpiar las ventanas cuando les da la luz del sol directamente, ya que es más probable que aparezcan rayas. En cuanto a secar los cristales, lo mejor es emplear un trapo suave o papel de periódico.

Y también…

En las casas donde se fuma podemos eliminar las manchas de nicotina de las ventanas preparando una mezcla de un litro de agua con una taza de amoniaco perfumado con limón y aplicándola con una esponja.

Los restos de pintura seca se pueden quitar con una cuchilla afilada, eso sí, pasándola con mucho cuidado para no dañar el cristal.

Por último, las persianas deben mantenerse limpias con un espray antiséptico para que no se acumule polvo en las ventanas. Si hubiese moho podemos hacer una mezcla de una parte de lejía por diez de agua y aplicarla con una esponja.