Trucos

El vodka como ayuda en el hogar

Vodka

No, no os propongo comenzar la aburrida limpieza del hogar con un buen trago de vodka. Es más, no solo no lo propongo, no lo recomiendo en lo más mínimo ya que no me gusta el alcohol ni un poco, pero reconozco que tiene usos muy interesantes. Hace un tiempo os daba algunos de ellos, como por ejemplo como desodorante de ambientes. Aún hoy no comprendo porque desodoriza y no deja ni el menor rastro de olor a alcohol. Probadlo y veréis.

Si tenemos que quitar la etiqueta de un envase, como por ejemplo de un frasco para reciclar, el vodka es ideal. Solo hay que humedecer un trapo, colocarlo con fuerza sobre la etiqueta y dejamos (siempre sujetando) unos minutos. Cuando retiramos, no queda ni rastro de pegamento o etiqueta.

Tres usos en uno

Porcelana, cobre o vidrio sin brillo. Solo humedecemos una esponja en vodka, aplicamos y pulimos. Veremos que vuelven a la vida con toda alegría.

Flores más felices

Nos han regalado una flores impresionantes, por lo que queremos que duren todo lo posible. Pues es bien fácil. Cada vez que cambiamos el agua, unas gotitas de vodka en la misma les renuevan el aspecto a las flores.

Para la limpieza del baño, en especial de la ducha o las superficies donde pueden crecer hongos, el vodka es perfecto. Solo tenemos que colocar un poco de vodka en un atomizador y con el vamos a humedecer desde los azulejos hasta la cortina del baño. Es excelente, además desodoriza e impide crecimientos bacterianos.